El Proyecto

... el camino del té no es más que esto:
calentar agua, preparar el té y beberlo.
--Sen no Rikyu (1522–1591)

Hace unos trece años, cuando empecé a desarrollar intolerancia a la lactosa -médica- y al café -hedonista-, parecía que se habían acabado para mí los desayunos calentitos y estimulantes, absolutamente imprescindibles cuando vas a pasar las siguientes ocho o diez horas con las neuronas entre aparatosa documentación legal... y así llegó el té a mi vida, como un bálsamo, un pequeño milagro matutino que me reconfortaba amablemente sin pedir demasiado a cambio: una bolsita de tela, agua hirviendo, una rodaja de limón y mucho azúcar.

Pero el té resultó ser mucho más.

Poco a poco descubrí que tenía colores insospechados, que podía desplegar mil aromas, delicados sabores, un universo de ternura en sus pequeñas hojas secas. Era una semilla poderosa y antigua, capaz de inspirar guerras o versos... y, sin darme cuenta, mi espíritu de llenó de té.

Ahora, mientras vierto agua caliente -con la tetera de zisha que nos dejó Madelaine al irse de Gracia-, sobre la mesa de té ya rajada -que encontré con Javi en el rastro de Berlín-, y cojo entre mis manos el pequeño cuenco caliente de porcelana -regalo de Blanca por prestarles la casa de Las Palmas-, me doy cuenta de que el té se ha convertido en una conversación constante -conmigo misma, con los que me rodean-. Que, sencillamente -como escribiría Gabriela-, siempre se ha tratado de “hablar y té”.

Las grandes cosas, las pequeñas cosas.
Cambiar el mundo, preparar una taza de té.
O viceversa.

Alicia Colmenar
25 de septiembre de 2012




Speak & Tea es una iniciativa que nace en 2012 con la finalidad de difundir la Cultura del Té en España.
Forma parte del proyecto ESCUELA ESPAÑOLA DEL TÉ, que surge en 2014 con el objetivo de ofrecer una formación e información de calidad y excelencia en el mundo del Té español y de habla hispana.